Calentarse no es un lujo, sino una necesidad. Hoy veremos qué nos ofrece el mercado y cómo elegir la opción que más se ajusta a nuestro bolsillo.

La ventilación es indispensable, es cierto, pero no para el olor, que también, sino por el CO2 que acumulas. Hazlo a menudo, pero con cabeza, porque cuando ventilas, gastas.

¿Tú eres de las que apagas la calefacción por la noche? Atenta porque no es oro todo lo que reluce.

Y hoy cerramos con un chiste. El de la clasificación energética. Nos hacen 4 preguntas, echan un vistazo a la casa y ale, ya sé como es de eficiente su casa. Pues eso, un chiste.